El Club de Natación Sincro Sevilla ha celebrado, un año más, su espectáculo navideño en el que más de 80 nadadoras han bailado juntas en el agua un popurrí de villancicos. Ha sido una de las coreografías más ovacionadas por los asistentes en el centro deportivo Hytasa, donde se ha celebrado esta fiesta en la que han participado «sirenas» desde los 4 a los 22 años de edad.

Ante la atenta mirada de familiares y aficionados, las nadadoras han desfilado alrededor de la piscina primero y han saltado al agua después, tanto de forma individual como en pareja y en grupo, representando parte de coreografías con la que el Club Sincro Sevilla ha despuntado en los últimos campeonatos de la categoría regional y nacional.

Las sirenas han bailado al son de ritmos de samba, flamenco y música clásica, haciendo gala en cada movimiento de fuerza y simetría a dosis iguales, demostrando un absoluto dominio del medio acuático. «Nuestro objetivo es que cada nadadora sepa desenvolverse en la piscina mejor que fuera de ella, y que su cuerpo esté tan habituado al agua que lo considere su medio natural», ha declarado la entrenadora y coordinadora del Club Sincro Sevilla, María del Mar Martínez.

La entrenadora ha valorado el trabajo de cada una de las nadadoras pues, «hay que entrenar muy duro, llevar una disciplina y aguantar muchas tensiones», y ha añadido que «todas las niñas de la Sincro compaginan el deporte con sus estudios, por lo que tienen que sacar tiempo de donde no lo hay, muchas veces sacrificando horas de sueño».

La preparación se realiza tanto dentro como fuera del agua. En la piscina se practica entrenamiento técnico, coreografías y preparación física, y en el suelo se realiza gimnasia deportiva y ballet clásico, a lo que también se suman ejercicios físicos. Las horas de entrenamiento depende de la categoría a la que pertenezca cada nadadora. Así, las más pequeñas (de cuatro a seis años) entrenan dos horas dos días a la semana; de seis a ocho años, dos horas tres días a la semana; de ocho a diez años, tres horas cinco días a la semana; y así sucesivamente. Las que además de practicar deporte quieran competir a nivel profesional, se someten a un entrenamiento de lunes a sábado, practicando tres horas de natación, dos horas de gimnasia deportiva y otras de danza.

El lema del Club Sincro Sevilla desde que lo fundara Manoli Gómez y Manuel Peñaloza en 1981 es que «con trabajo todo es posible», aunque María del Mar Martínez ha explicado que para ser deportista de élite en la natación sincronizada hay que cumplir, como requisitos indispensables «el tener unas piernas bonitas, flexibilidad, fuerza física y fortaleza mental».

El club cuenta con un importante palmarés, de hecho, está dentro de los tres primeros clubes de España. Entre sus alumnas hay una nadadora de alto nivel en la Selección Nacional Absoluta y cinco de alto rendimiento en las selecciones nacionales Junior e Infantil.