Eugenio Beneyto Martín se ha fijado como meta deportiva «ser el primero en superar en gimnasia artística masculina al medallista de oro en las últimas olimpiadas, el japonés Kōhei Uchimura». Para conseguirlo, este joven sevillano cuenta con el apoyo de toda su familia y con un importante palmarés a sus 13 años de edad, erigiéndose campeón de España en la general individual en 2011, aumentando su amplio medallero con el oro en salto, en paralelas y en potro; plata en barra y bronce en suelo.

Alumno del Club Gimnástico Blume, Eugenio entrena de 18 a 20 horas semanales en las instalaciones del polideportivo Hytasa, «su segunda casa», afirma su madre María de los Ángeles Martín, quien cuenta que llevó a su hijo con cuatro años y medio a unas clases de gimnasia artística masculina que eran gratuitas y «al día siguiente ya estaba en categoría de competición».

Los entrenadores se percataron de inmediato de sus cualidades de fuerza y elasticidad, así que empezaron a trabajar con él la técnica para que Eugenio fuera ascendiendo del nivel 5 (benjamín) al seis (alevín) y de ahí al siete (infantil), donde compite actualmente.

«La gimnasia es su vida», destaca su madre quien señala que «hasta con ampollas abiertas en las manos se ha subido a la barra para seguir preparándose. Además, no cambia un entrenamiento ni para acudir al cumpleaños de sus amigos del colegio». Esta constancia a la hora de perseguir su sueño le ha llevado a ser candidato, durante cuatro años consecutivos, de «Los premios del deporte sevillano», organizados por el Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla.

Como futuros retos en los que centrarse, Eugenio cuenta con el Campeonato de Andalucía, el próximo 7 de abril en Málaga; y el Trofeo del Real Club de Cultura de Covadonga (Asturias) el 8 de junio. En julio llegará la cita más importante: el campeonato nacional, que se disputará en Valencia.

Promocionar la gimnasia artística

El Club Gimnástico Blume lleva unos 15 años usando las instalaciones de Hytasa, según señala su presidente Manuel Beneyto -padre de Eugenio- ya que «anteriormente se entrenaba en el Tiro de Línea». Cuenta con 17 alumnos en competición y 23 niños en el grupo de base, dirigidos por un equipo técnico en el que colabora el que fuera gimnasta de la selección española, «Lema».

Beneyto, como presidente y como padre, critica la falta de apoyos que tienen «estos jóvenes deportistas de alto rendimiento», ya que «todos los gastos recaen sobre el bolsillo de sus familias». Así, cuenta que «los padres pagamos la cuota de la federación, la licencia de competición, el canon de competición, así como el desplazamiento de los niños y sus entrenadores, incluido el alojamiento y el mantenimiento».

Además, recuerda que «los padres hemos llegado incluso a transportar y montar los aparatos de gimnasia para que se celebre un campeonato regional», pues «nuestros hijos se entrenan muy duro y la competición es una motivación para ellos, por lo que no podemos jugar con sus ilusiones», subraya.

Por todo ello, el club Blume ha fijado sus objetivos en «promocionar más la gimnasia artística para que no sea algo que tiene presencia sólo en las olimpiadas». En este sentido, Beneyto declara que «queremos que esta disciplina se incluya en las escuelas municipales para que llegue a más niños y se popularice como deporte en Sevilla».