El Club de Tenis Open ha organizado un «campus solidario» en las instalaciones del Centro Deportivo Hytasa por el que ofrecen clases a niños de padres o madres desempleados a cambio de «un bote de pelotas al mes». Se trata «de un precio simbólico con el que pretendemos hacer extensible la práctica del tenis a aquellas familias con necesidades económicas», afirma el coordinador técnido del Club, José Luis Aguilar, quien puntualiza que «la intención es que, a lo largo del año, conforme vayamos difundiendo el proyecto en los colegios, unos 200 niños se beneficien de esta iniciativa».

El Instituto Municipal de Deportes colabora con el club organizador cediendo gratuitamente el uso de una pista de tenis en el polideportivo de Hytasa, ya que el proyecto acaba de empezar a andar. «Actualmente, tenemos un grupo de niños de entre 6 a 9 años, pero sólo hemos realizado dos clases hasta la fecha. Estamos dándole difusión ahora, y ya han venido muchos padres interesados, así que esperamos aumentar el número de alumnos y que el Ayuntamiento nos ceda más pistas», declara Aguilar.

Las clases tienen lugar los sábados, de 11:00 a 12:00 horas, y para inscribirse tan sólo es necesario aportar fotocopia del libro de familia y del documento que acredita la condición de parado del padre o la madre del alumno. El objetivo de la iniciativa, según el coordinador técnico, cumple una doble función, social y deportiva: «el tenis es un deporte que está teniendo mucho tirón. Todos los niños saben quién es Nadal, pero hay muchos que no tienen posibilidad de coger una raqueta, ya que en los colegios no se fomenta este deporte. Por eso, queremos que los niños aprendan a jugar al tenis y, además, a aquellos que se les vea habilidades para este deporte, se les ayudaría a alcanzar su máximo nivel».

El tenis es un deporte saludable y muy recomendado para los niños ya que, enriquece su capacidad motora y desarrolla el pensamiento táctico-estratégico al tener que resolver, en menos de un segundo, las situaciones cambiantes que se le presentan en el ejercicio o en el juego mismo. Las clases se preparan de manera lúdica, por lo que los alumnos «aprenden muchos valores sin darse ni cuenta», señala el representante del Club deportivo.

El Club de Tenis Open cuenta con más de 20 años de experiencia en la docencia deportiva. Además del campus solidario, que se prolongará durante todo 2013, la entidad pondrá en marcha un curso destinado a padres, con el objetivo que sean éstos quienes enseñen a sus hijos a jugar al tenis.