La sede del Distrito Cerro-Amate, sita  en la Avenida San Juan de la Cruz esquina Avenida Juan XXIII, ha recibido una visita especial: la de aproximadamente ochenta alumnos del colegio de educación primaria del centro concertado Pontífice Pablo VI, centro escolar ubicado en el barrio de Rochelambert, concretamente de la calle Juan Carvallo.

El delegado del distrito, José Miguel Luque, ha recibido a los estudiantes en el salón de  plenos, donde les ha informado del trabajo que a diario se realiza en un distrito municipal. La mejor parte de la visita ha sido al llegar el turno de  responder por parte del presidente de la junta municipal del Cerro-Amate a las preguntas que las niñas y niños  de este colegio iban haciéndole y que sacaron la sonrisa a todos los presentes por la espontaneidad, imaginación y, en otros casos, por la  madurez que demostraron en sus exposiciones, a sabiendas de las necesidades más perentorias para sus barrios.

Después, José Miguel Luque les ha enseñado el resto de salones del  Distrito, donde les ha ido explicando las funciones que se realizan en  cada lugar. El registro auxiliar, donde les ha aclarado la forma que todos los vecinos tienen de acceder al Ayuntamiento a través de la vía  oficial de peticiones; el despacho de la Jefatura de Sección, donde se encuentran los funcionarios; la sala donde se localizan los compañeros de las  empresas municipales; la Secretaría del Distrito donde trabajan entre otros los coordinadores y el director del Parque Amate; y por último  el despacho de la Dirección, donde los niños se han disputado sentarse en el sillón del delegado.

Tanto para el delegado como el resto de su equipo ha sido una visita enriquecedora que desde el Distrito Cerro-Amate han agradecido tanto a la dirección del centro escolar como a la asociación de Vecinos Al-Quivir, quien se ha encargado de organizar esta actividad.