Tras las inspecciones realizadas por parte del personal  que conforma el Distrito Cerro-Amate, se comprobó la existencia de un socavón en la calle Doña Francisquita, cercano al Pabellón de Rochelambert.

Este socavón contenía riesgo existente para los transeúntes y vehículos que podrían hundirse por la existencia de este bache, por lo que de forma inmediata operarios de Conservación de la Gerencia de Urbanismo realizaron actuación en función a las características del problema.

Actualmente, el estado de la calzada vuelve a estar en perfectas condiciones para el tránsito de vehículos, evitándose cualquier incidente y garantizando una vez más gracias a los Servicios Municipales la seguridad de los conductores.