El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y el distrito Cerro-Amate, ha llevado a cabo distintos arreglos de acerados que se encontraban en mal estado.

Por un lado, en la calle Puerto de Cienfuegos, había tres hundimientos alrededor de los imbornales que ocasionaban que el agua de la lluvia se quedara estancada y formara charcos. En la calle Puerto de Portalet había un caso parecido, ya que los hundimientos provocaban el estanque de aguas en el acerado. Por último, en la calle Puerto de Zegri existían tres hundimientos delante de  los locales comerciales.

En estas tres calles se han retirado el acerado hundido, se ha reparado la solera de hormigón que se encontraba en mal estado así como la posterior reposición de las mismas, dejando en perfectas condiciones estas tres vías de la barriada de Rochelambert.