El Distrito Cerro-Amate ha iniciado una campaña de concienciación, con el objetivo de dar un paso más en la limpieza de las calles del barrio y solucionar el problema de los excrementos caninos en aceras, jardines y parques.

El problema de los excrementos de las mascotas se ha convertido en una gran preocupación para los vecinos. El distrito ya está trabajando para poner fin a esta situación ,y ha puesto un punto de información en el que un auxiliar de inspección está indicando a los tenedores de perros sobre la normativa vigente de recoger las deposiciones de los animales vertidas en la vía pública. También se han repartido notas informativas a los dueños de perros, que han valorado muy positivamente esta actuación.

El objeto es propiciar la toma de conciencia de la problemática que generan los excrementos caninos y su repercusión, tanto en la percepción del nivel de limpieza de las calles como en la higiene pública.