Tras los trabajos de ensanchamiento de la acera y el cambio de ubicación de la parada correspondiente a la línea número 52 de Tussam, en la barriada Padre Pío, se ha colocado ya la marquesina.

Además, ya están colocadas también las nuevas vallas protectoras para evitar las barreras arquitectónicas garantizando la accesibilidad y el uso de los bienes y servicios públicos.

Esta valla ocupa todo el espacio correspondiente a la rampa y  escaleras, con barandillas diseñadas de forma que no suponen riesgo para los usuarios con anclajes que evitan oscilaciones y conformándose, como una parte fundamental para la seguridad de los vecinos al ser una vía muy transitada de acceso a la parada de autobús.