Los vecinos del barrio Padre Pío disfrutaron el pasado domingo, día 16 de diciembre, de una jornada lúdico y festiva en compañía de sus hijos.

Los más pequeños de la casa fueron los protagonistas de la primera fiesta infantil que el Distrito Cerro-Amate organizó con motivo de las fiestas navideñas, una jornada que, aunque en principio estaba prevista para el día 15, la lluvia obligó a aplazarla hasta el 16.

El encuentro tuvo lugar en la Plaza Antonio Ruiz (El Menda) y dio comienzo a las 11 de la mañana. En la programación no faltaron actividades pensadas para el disfrute de los niños, quienes lo pasaron en grande saltando en un castillo hinchable y siendo partícipes de un espectáculo de payasos y títeres denominado Titarayana.

Ni siquiera el Cartero Real quiso perderse esta cita, y acudió al encuentro de los niños del barrio para recoger todas sus cartas y escuchar sus peticiones y deseos para este año, demandas que directamente transmitirá a los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Las actividades programadas corrieron a cargo del presupuesto de la junta municipal del distrito, en una jornada ideada para la convivencia vecinal, para compartir risas y para estrechar lazos entre los vecinos de todas las edades del Cerro-Amate.