El delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, ha desmentido que la barriada Juan XXII se encuentre abandonada y ha asegurado que «las labores de limpieza, poda y diversos arreglos de desperfectos se llevan a cabo puntualmente en Juan XXIII, al igual que ocurre en todo el distrito». Luque ha recordado que se ha realizado «una intensa poda, algo que hacía muchos años que no ocurría, y se han instalado unos nuevos juegos infantiles para que todos los vecinos del barrio disfruten con sus hijos».

El delegado ha indicado que «en algún lugar puede aparecer suciedad puntualmente, pero es debido fundamentalmente al vandalismo, pero los servicios de limpieza municipales solventan de manera inmediata este problema cuando se detecta, que además no es representativo en ningún caso de la barriada. Y, en cualquier caso, los vecinos nos han trasladado que se ha notado mucho el incremento de presencia policial».

Respecto a los soportales de la Plazoleta Juan XXIII, Luque ha aclarado que «se trata de una zona privada de locales comerciales y cualquier posible deterioro que sufra es responsabilidad de la intercomunidad de propietarios y no del distrito, que no obstante se encarga de velar porque todos sus barrios y calles se encuentren en el mejor estado posible».

En cualquier caso, el delegado del Distrito Cerro-Amate ha comentado que «estamos en permanente contacto con todas las asociaciones de vecinos y entidades que nos quieran hacer llegar sus inquietudes o problemas, a las que recibimos con los brazos abiertos porque nuestra única preocupación es mejorar las condiciones de vida de los vecinos de Cerro-Amate».