La delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Atención del Ayuntamiento de Sevilla, Dolores de Pablo-Blanco, ha afirmado hoy que trasladará a la Junta de Andalucía la petición del PSOE de Cerro-Amate al ser ésta la administración competente en materia de atención a la mujer.

En este sentido, De Pablo-Blanco ha explicado que «la Junta de Andalucía tiene de forma exclusiva la competencia conforme a lo establecido en el artículo 73 del Estatuto de Autonomía Andaluza en políticas de género», al igual que «corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia compartida en materia de lucha contra la violencia de género, la planificación de actuaciones y la capacidad de evaluación y propuesta ante la Administración central».

Asimismo, ha aclarado que «esta competencia fue delegada sin ir acompañada de la correspondiente transferencia de medios materiales y personales necesarios para su ejecución, tal y como exige la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local en su artículo 26» y ha insistido en que «la Junta, como administración competente en esta materia, debe garantizar los medios para establecer un sistema integral de tutela institucional e impulsar la creación de políticas públicas dirigidas a ofrecer tutela a las víctimas de la violencia».

Por tanto, ha señalado que «la Junta de Andalucía debe comprometerse a la aportación necesaria y suficiente, no condicionada a la concesión de una subvención, para la financiación de los equipos, que permitan cumplir la previsión legal que establece en el apartado 3 del citado artículo 41, esto es, que los centros de atención a la mujer no podrán atender a una población mayor de 50.000 habitantes, debiendo ser los municipios, según esta norma, quienes reglamentariamente establezcan  la distribución territorial y la dotación de estos servicios».

Sin embargo, la delegada del ramo ha destacado que «pese a todo esto el Ayuntamiento de Sevilla presta actualmente a través de los seis Puntos de Información a la Mujer (PIM) un servicio integral de información, asesoramiento y apoyo a todas las mujeres de Sevilla, sobre todo a aquellas que padecen la violencia de género».

Para este fin, ha precisado que «el Ayuntamiento aporta para la financiación del personal (un total de 25 profesionales) en torno al 90% de su coste, un total de 956.887,10 euros, además de financiar todos aquellos gastos derivados del alquiler y mantenimiento de las instalaciones, equipos informáticos, materiales, así como numerosos programas y actuaciones».

Frente a esto, De Pablo-Blanco ha concretado que «el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) sólo aporta 90.000 euros mediante subvención excepcional», por lo que considera que »es evidente que es a esta administración a la que debe reclamarse el incremento de financiación para extender la atención que actualmente se presta».

Por tanto, ha explicado que «sólo la Junta de Andalucía puede responder a esta reclamación que hacen sus compañeros de partido en Sevilla incrementando su aportación para permitir así dotar a la ciudad de Sevilla de los equipos que realmente se necesitan para que las mujeres de la ciudad reciban la atención integral y de calidad que les corresponde».

«Puede estar seguro el PSOE de que haremos llegar su inquietud a la Junta de Andalucía, ya que ellos prefieren usar un tema tan sensible como arma política contra el gobierno de Juan Ignacio Zoido en lugar de dirigirse a sus compañeros de la Junta», ha lamentado la delegada, quien ha concluido que «si de verdad les interesara el servicio que se le presta al ciudadano no tendrían problema en pelear por mejorarlo ante la Junta aunque la gobierne el PSOE».