Los vecinos de la Barriada de Padre Pío Este llevaban varios años demandando una actuación en el canal que cruza su barriada y que constituía un gran peligro así como también era un foco de insalubridad.

Tras las gestiones llevadas a cabo por parte de la Delegación del Distrito Cerro-Amate, quien se ha hecho eco de una reivindicación que hasta ahora ningún gobierno municipal había tenido en cuenta, la Comunidad de Regantes del Valle inferior del Guadalquivir a quien pertenece este tramo de canal, ha procedido a dar solución a este problema tapándolo completamente eliminando de esta forma la peligrosidad que conllevaba esa parte de canal sin uso desde hace ya muchos años.