El CEIP Paulo Orosio, sito en la calle del mismo nombre, ha visto completada la colocación del cerramiento mediante vallado que cubre todo el recinto escolar cumpliendo así el Ayuntamiento de Sevilla con lo solicitado por parte de la comunidad educativa.

Las obras en este colegio se iniciaron en noviembre con la colocación de rampas que facilitaran el acceso de personas con movilidad reducida donde antes solo existían escaleras, así como con la importante incorporación de nuevos aseos, mucho mejores que los que estaban anteriormente y que databan de hace más de cuarenta años.

Ahora con la terminación del cerramiento que cubre el colegio lindando con la Glorieta Ruperto Chapí y la calle Tarragona, se incrementa la seguridad para todos los menores escolarizados en este centro.