Tras la petición que parte del Distrito Cerro-Amate, la Delegación de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines ha procedido a dar cabida a las actuaciones pertinentes para la eliminación de barreras arquitectónicas.

En concreto, se trata de los rebajes realizados en el paso de peatones ubicado en la calle Paulo Orosio con calle Beatriz de Ahumada, con el fin de garantizar el acceso y el uso de los bienes y servicios a todos los ciudadanos cuenten o no con cualquier tipo de discapacidad, cumpliendo la normativa existente de aplicación de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.