El delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, se ha comprometido a «volver a solicitar» a la compañía eléctrica Endesa la protección de las torres de alta tensión del barrio de Padre Pío, respondiendo así a un ruego presentado en el pleno de la junta municipal por el PSOE.

El Grupo Socialista ha trasmitido a los presentes la «desprotección» que sentían las entidades y vecinos de la barriada, según le habían manifestado, ya que las dos torres eléctricas «carecen de cualquier tipo de vallado que impida el contacto directo de los ciudadanos con estas infraestructuras», que se encuentran ubicadas en una plaza situada detrás de la estación de Cercanías de Renfe y en el parque infantil de la calle García Minguel.

Esta última resulta especialmente peligrosa, según la portavoz socialista, ya que «se trata de un lugar muy frecuentado por niños de corta edad, que juegan ajenos al peligro que puede ocasionar la corriente eléctrica que circula por sus cables, y que pueden acabar subiéndose a estas torres al carecer de un cercado que lo impida y rozar el cableado».

Además, el PSOE ha subrayado la imagen tan «macabra» que se da en el parque de Padre Pío en el que los menores están felizmente jugando con un letrero en el que se puede leer «peligro de muerte».

Por su parte, el delegado ha explicado que «ya se le ha hecho a Endesa esta petición en varias ocasiones», pero a la vista de que aún no se ha materializado, Luque ha señalado que «volveremos a insistir para mejorar la seguridad de los vecinos de Padre Pío».