La Junta Municipal del distrito Cerro-Amate aprobó esta semana la propuesta registrada por el Grupo Socialista para expresar el rechazo de los vecinos y asociaciones al presupuesto del gobierno del PP de Zoido para el distrito en 2015. Tal y como recoge la propuesta de acuerdo respaldada en la junta municipal los presupuestos son insuficientes para las necesidades de los barrios y los vecinos y no han sido consensuados previamente con los miembros de la Junta Municipal, una exigencia recogida en el Reglamento que regula el funcionamiento de dicho órgano de control.

«Es inaceptable que no haya en estos presupuestos un incremento de importancia en la partida de Empleo, tratándose del distrito con más paro de Sevilla, y que para el desarrollo de los planes integrales de Tres Barrios-Amate y de Su Eminencia se prevean prácticamente las mismas cantidades que el año pasado, afectando dichos planes a barrios con un evidente riesgo de exclusión y que debían ser prioritarios para el Gobierno Municipal», explicó el concejal socialista Juan Manuel Flores.

Para el concejal, resulta también desalentador que «entre las inversiones en mejoras de las vías públicas previstas por la Gerencia de Urbanismo en el distrito, sólo aparece la reurbanización de la calle Juan Carvallo de Rochelambert, actuación sin duda de importancia, pero la única que se llevará a cabo el presente año, olvidándose una vez más el Ayuntamiento de zonas cuyas calles y redes de agua están muy degradadas, como la 1ª Fase de Juan XXIII, las calles de El Trébol, San José de Palmete o La Doctora Este».

«Es una muestra más de que entre las prioridades de Zoido no se encuentran los barrios del Distrito Cerro-Amate», apuntó Juan Manuel Flores. En este sentido comparó las actuaciones que se llevan a cabo en los barrios de Cerro-Amate con las que se desarrollan en otros puntos de la ciudad. «Mientras se actúa año tras otro en zonas consideradas de interés turístico o monumental, como la nueva inversión en la calle Almirante Lobo, las zonas periféricas de Sevilla continúan, al final del mandato del alcalde, sin inversiones de importancia desde los planes de barrio del anterior gobierno municipal».

Este reclazo del Pleno del Distrito Cerro-Amate a los presupuestos municipales destinados a sus barrios es el segundo consecutivo, pues en 2014 tanto los partidos políticos de la oposición como la mayoría de las entidades miembros de dicho órgano ya rechazaron los presupuestos por razones similares. Asimismo, se han aprobado mociones de reprobación tanto del Director del Distrito como del Director del Parque Amate, censurándose así la gestión desarrollada por dichos responsables.