La diputada autonómica del PP por Sevilla Alicia Martínez ha anunciado este jueves que en la próxima sesión de la comisión de Fomento y Vivienda del Parlamento andaluz, reclamará a la consejera del ramo, Elena Cortés (IU-CA), que su departamento aporte fondos y viviendas a la operación promovida por el Ayuntamiento hispalense, para derribar las 524 viviendas sociales municipales del barrio de Los Pajaritos y construir en su lugar viviendas de nueva planta para las familias que habitan estos inmuebles protegidos.

Alicia Martínez ha manifestado que desde que en 1989 la Junta de Andalucía asumiese las competencias en materia de vivienda y emitiese un primer decreto de rehabilitación de barriadas preferentes, las actuaciones promovidas por la Administración autonómica «han pasado por alto muchas de estas barriadas».

Es el caso, por ejemplo y según la parlamentaria popular, del plan integral comunitario Tres Barrios-Amate, aprobado en octubre de 2009 por el Ayuntamiento de Sevilla con actuaciones en materia urbana, social, cultural, educativa o sanitaria en este barrio, a promover entre el Consistorio hispalense y la Junta de Andalucía. En noviembre de 2011, el pleno del Ayuntamiento acordó ejecutar en el presente mandato los aspectos que le corresponden del citado programa de actuaciones, reclamando que el Gobierno andaluz hiciese lo propio, pues aún no lo habría aprobado.

Martínez ha manifestado que el Ayuntamiento hispalense «ha empezado» con su tarea emprendiendo la fase principal del proyecto promovido para derribar las 524 viviendas sociales municipales del barrio de Los Pajaritos y construir en su lugar viviendas de nueva planta para las familias que habitan estos inmuebles protegidos. Y es que recientemente, comenzaba al fin el derribo de las 96 viviendas que componen las manzanas ocho y nueve de todo este conjunto de viviendas sociales de titularidad municipal.

Señalando las «graves carencias» del entorno de Tres Barrios-Amate, la diputada popular ha explicado que en la próxima sesión de la comisión de Fomento y Vivienda, reclamará a la consejera Elena Cortés que el Gobierno andaluz apruebe el plan integral comunitario Tres Barrios-Amate y «participe» económicamente «en la rehabilitación que ya ha iniciado» el Ayuntamiento, aportando además a la operación ya descrita «viviendas» públicas para realojar de modo transitorio a los moradores de las viviendas sociales de Los Pajaritos en el lapso correspondiente al derribo de estos inmuebles y la construcción de los nuevos.

Además, ha explicado que un cálculo propio del PP señala que en 20 barriadas de Sevilla existen 3.800 edificios sin ascensor que suman unas 46.000 viviendas, por lo que los populares reclamarán al Gobierno andaluz que delimite «áreas de actuación» en las que por razones sociales y técnicas sea necesario dotar de ascensores a edificios que carecen de ellos, declare una «urgencia» en materia de «accesibilidad residencial» e incentive la instalación de ascensores en este tipo de edificios con cargo a sus próximos ejercicios presupuestarios.

Y es que en materia de vivienda, según Alicia Martínez, la provincia de Sevilla recibió a lo largo de 2013 inversiones autonómicas por valor de 8,2 millones de euros frente a los aproximadamente 31 millones de euros librados por la Junta de Andalucía por este aspecto para la provincia de Sevilla en 2008, antes de la crisis y la irrupción de las políticas de austeridad. La evolución de la inversión autonómica en este aspecto para la provincia de Sevilla, según avisa, ha caído «un 74 por ciento» desde 2008.