El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla ha exigido al gobierno de Juan Ignacio Zoido que «deje las frases grandilocuentes y se centre en hacer una gestión real» en espacios como el Parque Amate, que asegura que acumula «grandes problemas y es uno de los que se encuentra en peor estado de la ciudad», algo a lo que suma la reducción del horario de apertura del único servicio que existía, que permanecerá cerrado hasta las 18,00 horas, y que además no se encuentra «adaptado» para personas con movilidad reducida.

En este sentido, el concejal socialista Juan Manuel Flores ha indicado a Europa Press que «no existen cambios» en la situación del parque, que «sigue teniendo graves problemas que en dos años no han sido abordados, mientras que se sigue esperando que se vean día a día». «El parque no necesita sólo tres pistas de petanca», advierte, añadiendo que estos asuntos espera que sean tratados en un pleno monográfico que han solicitado en el Distrito.

«Encontramos el anuncio del gobierno local de una inversión de 700.000 euros, que ya se había anunciado también años antes, coincidiendo con la moción presentada por el PSOE en la Junta Municipal de Distrito en junio, en la que el PSOE instaba a una actuación inmediata y de intensidad en el parque, haciéndose eco de las reivindicaciones de la Asociación ‘Amigos del Parque Amate’», detalla.

Agrega que de los 700.000 euros «serán, si se ejecutan, a partir de 2015, porque este año no hay dotaciones específicas». «Ahora, la asociación denuncia además que el único servicio útil va a acortar su horario, con lo que supone esto de merma de aseos para ciudadanos, un a situación ante la que encima reciben respuestas insatisfactorias por parte del director del parque, que no está nunca en las instalaciones», agrega.

Así, «preocupado» por el estado de las instalaciones, asegura que el parque lleva «un retraso importante» y recuerda que ya en agosto de 2012 el PSOE reclamaba una atención sobre el lago, la plantación, los caminos y los regadíos, entre otros, una situación ante la que el gobierno local «anunciaba los mismos 700.000 euros a los que alude ahora».

«En los tres últimos años está yendo a la cola en el nivel de cuidado y mantenimiento. Es un parque que tenia una plantilla de trabajadores propios y con Zoido se ha reducido en dos tercios, llegando a diez cuando antes tenía 30 y con un director que casi nunca está», agrega.

Sobre el rechazo este viernes de la propuesta socialista que pedía un mayor control sobre la gestión de los contratos municipales de zonas verdes por parte de empresas, indica que Zoido tiene «su modelo de gestión que deja bastantes lagunas», mencionando este control como una de ellas. «Hay muchas diferencias en la realidad de muchas zonas verdes entre lo que se promete y lo ocurre, algo que se ve desde el Parque de María Luisa, a Amate o La Negrilla, entre otros», lamenta.