El diputado socialista en el Congreso, José Manuel Girela, va a reclamar al Ministerio de Fomento que se acometa «de manera urgente las tareas de acondicionamiento de la pasarela peatonal que salva la división del barrio de Padre Pío», que se encuentra en un estado de conservación «lamentable y que tienen un riesgo evidente para todos y todas las personas que las utilizan a diario» ya que es transitada «por personas que necesitan ir a centros médicos, educativos o deportivos».

En una visita con colectivos y asociaciones de vecinos, Girela llamó la atención sobre el hecho de que «cabe un pie en las juntas de dilatación que permanecen abiertas» a lo largo de la pasarela, lo que provoca «un riesgo brutal para cualquier persona que venga con un carrito o una silla de ruedas, que puede quedar atrapado con facilidad», por lo que es urgente «la implicación del Ministerio en solucionar este problema».

Este problema se suma a las tareas de mantenimiento de las vías del tren, «que se ha convertido en un vertedero», o en la ocupación del solar cercano, que pertenece al Ayuntamiento de Sevilla, por lo que Girela ha solicitado al alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido «que se ponga del lado de los vecinos y que busque soluciones para todos esos problemas, los que dependen directamente de él y los que tiene que reclamar ante el Gobierno de Rajoy si no está más pendiente de su partido que de sus vecinos».