El concejal socialista en el Ayuntamiento de Sevilla Juan Manuel Flores ha mantenido un encuentro con vecinos de la barriada de Los Pajaritos, donde se ha reclamado la intervención de derribo de las dos manzanas de pisos que fueron desalojados en julio, «una demolición que debió ejecutarse de forma automática para evitar las molestias que están generando».

«Pese a la vigilancia y al vallado de obra, los pisos vacíos crean conflictos de convivencia por el efecto llamada que hacen en personas con dificultades que buscan ocuparlos o rebuscar chatarra o enseres abandonados», afirma Flores a través de un comunicado. Además, señala que los vecinos denuncian plaga de ratas en los pisos vacíos, «por lo que o antes del derribo o después el Ayuntamiento debería además ejecutar una actuación intensa de desratización».

Recuerda que, según la propia Gerencia de Urbanismo informó, en junio pasado se aprobó la contratación del derribo con 237.000 euros de presupuesto y ocho semanas de plazo, por lo que desde el PSOE se insta a Zoido «a dar continuidad al siguiente eslabón de la cadena de la reconstrucción completa de la barriada que supone un proyecto de estado para la ciudad».

«No puede seguir jugando con los plazos como ha hecho en estos tres años de continuos anuncios incumplidos para hacerlos coincidir con fotos interesadas, como ocurrió en campaña de elecciones generales de marzo de 2012 cuando visitó la barriada con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para comprometer financiación del Ministerio de la que jamás se volvió a saber», critica Flores.

En este sentido, el concejal recuerda que el presupuesto municipal de 2014 incluía a los Pajaritos en una partida «extraordinariamente difusa» de tres millones de euros denominada «Actuaciones en el patrimonio edificatorio: vivienda social, equipamientos públicos y patrimonio histórico de propiedad municipal», con la que se pretendía dar cobertura además a la primera fase de rehabilitación de la Fábrica de Artillería, a la finalización del Centro Cívico de San Jerónimo, a rehabilitación del patio del secadero de Hacienda Miraflores, entre otras actuaciones. «Es evidente que Zoido sólo buscaba que Pajaritos apareciera en los presupuestos para rebajar la presión social de tres años de desatinos en el proyecto», lamenta.

«Zoido no puede darse por satisfecho con el realojo. Ahora toca el derribo inminente sin más dilación al que debe seguir sin solución de continuidad la construcción de los nuevos bloques para lo Zoido debe decir con qué presupuesto y cuándo comenzará la ejecución dado que se necesitan 5,9 millones de euros que hoy por hoy no están en el presupuesto municipal», explica Flores.

Por otra parte, el socialista ha visitado también a las familias realojadas en pisos de Emvisesa en Torreblanca que denuncian las «malas condiciones de mantenimiento en las que se les han entregado los pisos, alguno de ellos sin cocina, y las zonas comunes, así como gastos no previstos a los que han tenido que hacer frente fuera de lo firmado sin que desde el Ayuntamiento se atienda a su demanda».

«Otra muestra más del ‘modus operandi’ que tiene la empresa pública de la vivienda que se desentiende de sus inquilinos como venimos alertando reiteradamente y otra muestra más de la descoordinación del equipo de Zoido en todo el proceso de realojo de familias de los Pajaritos», concluye.