El Grupo Municipal Socialista ha elevado a la Junta de Distrito Cerro-Amate la petición de reunión con el alcalde que la Asociación de Vecinos Guadaíra cursó en enero pasado para tratar temas «de urgente intervención por parte del Ayuntamiento, principalmente relacionadas con la salubridad y la seguridad en el barrio y que prácticamente un año después ni siquiera ha sido respondida por Zoido», explica el concejal Juan Manuel Flores.

«Es muy lamentable que el alcalde de Sevilla ignore a sus vecinos pese al cúmulo de situaciones manifiestamente mejorables que estos denuncian y por escrito. La mayoría de ellas no requieren de grandes inversiones municipales, sino más bien de la voluntad política de remangarse, conocer el terreno que se pisa y reconducir y optimizar los servicios municipales», plantea Flores.

La asociación Guadaíra quería en enero precisamente eso, cursar una visita por los puntos negros del barrio y enseñárselos a Zoido para forzar el compromiso de soluciones, por ejemplo, a la situación de abandono en que se encuentra el canal de Padre Pío Este, insalubre por la acumulación de basuras y escombros y la masiva presencia de ratas, sin protecciones de seguridad por lo que acaban accediendo «nuestros hijos para jugar al carecer de espacios en esa parte del barrio», como recoge la carta remitida al alcalde.

La misma denuncia de abandono se extiende al bulevar frente a la iglesia del barrio o al acceso al parque Guadaíra desde Padre Pío del que los vecinos califican de «inimaginable que en el siglo XXI tengamos que pasar por cuadras de caballos, perreras, ratas cruzando …». Y al acceso a la barriada desde la SE30 donde también es paso obligado por cuadras de caballos y además se carece de iluminación pública.

La nula presencia de la Policía Local, falta de podas de árboles antiguos de gran porte ante el peligro de desprendimiento de ramas, o intervenciones de obras menores pero importantes como la rampa de acceso a minusválidos para el autobús o el paso a la otra parte de Padre Pío, completaban una lista «absolutamente razonable de demandas cotidianas que no son atendidas por el Gobierno de Zoido, que hace oídos sordos incluso a lo aprobado en la propia Junta de Distrito a propuesta socialista, como son las dotaciones de juegos infantiles, el desescombro del acceso a la SE30, la mejora de la seguridad en las torres de alta tensión o la mejora en los pasos peatonales del barrio», recuerda el concejal Flores.

Por ello, los socialistas reclaman a Zoido que acuda al barrio, que escuche a los vecinos y vea con sus propios ojos la realidad que le cuentan por escrito para que acceda a plantear un calendario de intervención permanente en Padre Pío que venga aparejado por dotación económica en los presupuestos del próximo año.