Los socialistas respaldan el ruego que la Asociación de Tercera Edad de San José de Palmete – La Doctora llevará a la próxima Junta Municipal de Cerro-Amate «ante la falta de respuesta por parte de Zoido a las peticiones de mantenimiento del parque» contiguo al colegio de Palmete.

La absoluta falta de mantenimiento,de  limpieza, de cuidados y de vigilancia convierte una zona verde situada estratégicamente como lugar de paso, en un solar insalubre por el que campan los perros que dejan sus excrementos, se aparcan vehículos para su reparación, y faltan paños de valla».

El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y el concejal Juan Manuel Flores han acompañado esta semana a la asociación de Tercera Edad de Palmete en visita de inspección para denunciar «el indigno y lamentable estado de conservación en el que se encuentra el parque de la calle Honestidad». Los mayores llevan a la Junta de Distrito del próximo martes un ruego para que el Gobierno de Zoido atienda sus demandas y plantee el adecentamiento integral «de una zona verde que se hizo con el Plan de Barrios y que durante este mandato ha sido completamente abandonado por el PP», explica Espadas quien ya ha anunciado que dará el apoyo del PSOE a la iniciativa de mayores y vecinos.

El parque está justo junto a la parcela de la nueva sede de la asociación de mayores y es zona de paso habitual para los alumnos del colegio «Francisco Garrido Márquez» quienes se encuentran a su paso con restos de cristales rotos en la zona de juegos que sigue teniendo insalubres chinos en los que los perros depositan sus excrementos sin que sus dueños lo recojan –los mayores también piden carteles al respecto- ni Lipasam actúe. No hay mantenimiento de jardines ni árboles. Ni se poda ni se interviene de ninguna forma en la maleza que crece a su antojo.

El desentendimiento municipal atrae a la acumulación de basura y al uso de parte de la zona como aparcamiento o lugar apto para la reparación de coches. La falta de vigilancia no sólo no ha enderezado el uso que debe tener como parque y lugar de encuentro vecinal, sino que no ha evitado que se vandalice y que incluso falten numerosos paños de la verja que lo rodea sin que se haya procedido a su reposición.

La falta de respuesta a las quejas en el distrito e igualmente en Lipasam ha provocado ya la reacción vecinal hasta el punto de que un grupo de mujeres del barrio tuvieran que actuar incluso por su cuenta en un zafarrancho de limpieza. «No es lo que los vecinos esperan de la micropolítica de Zoido. Hace falta estar más en la realidad de la calle, pegados a los vecinos y con los oídos abiertos a lo que demandan que en la mayoría de los casos son intervenciones tan justas como estas y que no requieren de grandes inversiones sino del calor perdido de su Ayuntamiento», concluye Espadas.

Conoce la respuesta del delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, pinchando en este enlace.