El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, y el concejal Juan Manuel Flores, se han reunido esta mañana con la asociación de vecinos Constelaciones de la barriada de Madre de Dios para llamar la atención del alcalde «que lleva dos años ninguneando la reiterada petición de presencia en el barrio que le hacen para que conozca de primera mano y pisando el terreno los problemas que acumula la zona».

Junto «al grave problema del paro que aquí afecta a ocho de cada diez vecinos», el colectivo se queja de que se han incrementado las peticiones de auxilio social en forma de alimentos sin que se hayan «ni reforzado los servicios sociales municipales, ni se haya extremado la coordinación con las ONG a las que sí se les ha incrementado las subvenciones municipales. Lo que pide el barrio y lo que parece totalmente lógico es que sea el propio Ayuntamiento a través de los servicios sociales, los que al menos coordinen de alguna manera los repartos que vienen haciendo estas ONG garantizando la mejor cobertura posible ante el aumento de demanda. Las ONG hacen lo que pueden pero corresponde al Ayuntamiento asegurar que existe una infraestructura de reparto al menos en los distritos más necesitados. En Madre de Dios no la hay», señala Espadas.

A esta demanda de ayuda de primera necesidad, los vecinos unen «la desesperación de no ser escuchados por el distrito ni por el alcalde tras dos años de espera en los que han empeorado la limpieza urbana y el mantenimiento general del barrio». Según denuncian, a la falta de poda generalizada en todo el arbolado y especialmente necesaria en los árboles de gran porte con ramas podridas a punto de desprenderse, se unen acerados levantados y pavimento en mal estado, la suciedad, las botellonas, las candelas y los destrozos en la zona del bulevar del Tamarguillo, y el estado en que se encuentra la zona infantil de la Plaza Andrómeda, «plagada de excrementos de perros y con chinos insalubres que la hacen impracticable».

En este entorno, proliferan ya las ratas y plagas de insectos «que el Gobierno de Zoido empezó negando el verano pasado para acabar reconociendo la falta de medios humanos y materiales del zoosanitario, por lo que le pedimos que este año actúen con más diligencia y rapidez», concluye el portavoz.