Una de las peticiones más habituales de los vecinos en el Distrito Cerro-Amate es acabar con el aparcamiento indiscriminado de vehículos en aceras y lugares no habilitados para dejar, aunque sea un minuto, el coche o la moto. Por ello, desde el Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Cerro-Amate, pretenden acabar con este problema y para ello están instalando bolardos en las distintas barriadas del distrito.

Las últimas actuaciones se han llevado a cabo en la barriada Juan XXIII, concretamente a la Fase número tres. En ella, se han colocado un total de cuarenta y dos bolardos delante de las viviendas que corresponden a los números 456, 681, 699, 724, 683, 718, 713, 773.

«De esta manera mejoramos las condiciones de esta fase de Juan XXIII, eliminando los aparcamientos de forma irregular y que a su vez constituían una molestia para los vecinos de las casas», ha explicado el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque.