El Pleno de la Junta Municipal del Distrito Cerro-Amate ha aprobado este martes una moción de Izquierda Unida en la que se rechaza la privatización que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) está promoviendo en el conjunto de las instalaciones deportivas públicas sevillanas, al tiempo que se exige la paralización de este proyecto «excluyente» y lesivo para los intereses generales de la ciudad.

En la propuesta de IU, que ha salido adelante con 10 votos a favor, cinco en contra y cuatro abstenciones, también se reprueba al director del distrito, José Lugo, por las presuntas mentiras que este cargo de confianza del PP ha venido sosteniendo ante los responsables de la junta rectora y los usuarios del Centro Deportivo La Ranilla, al negar las privatizaciones en curso y adquirir compromisos sobre la futura gestión de este equipamiento para los que no estaba autorizado y que han sido desmentidos por el propio IMD.

Para el portavoz municipal de Izquierda Unida, el pronunciamiento del Pleno de Cerro-Amate de este martes vuelve a poner de relieve «la soledad del PP en su empeño por desmantelar el deporte de base y por entregar unas instalaciones públicas, que hemos pagado entre todos los sevillanos, a empresas privadas para que ahora hagan negocio y logren pingües beneficios con ellas».

«Por mucho que el PP se esfuerce en rebatir lo evidente, lo cierto es que cada día son más los vecinos que se rebelan contra el modelo deportivo mercantilista que Zoido pretende imponernos», ha señalado Torrijos, quien ha recordado que ya es la segunda vez que el Pleno de Cerro-Amate manifiesta su oposición a «una ofensiva privatizadora brutal» que traerá consigo deterioro de condiciones laborales, subida de tarifas, y, en definitiva, el empeoramiento de los servicios que actualmente se prestan desde el IMD.

«Le exigimos al alcalde que tome nota de este clamor ciudadano y que rectifique, en lugar de empecinarse en seguir adelante con una hoja de ruta que provoca todo tipo de recelos y resistencias entre la población», ha insistido el portavoz de IU.

Por lo demás, Torrijos ha reiterado que su fuerza política no dejará de reivindicar, en la calle y en las instituciones, tanto la paralización de las privatizaciones impulsadas por el Gobierno de Zoido en las instalaciones deportivas municipales como la apertura de un proceso de diálogo con las juntas rectoras con el fin de garantizar que las entidades y clubes sin ánimo de lucro continúen gestionando estos centros.

«Si hay irregularidades en la configuración de alguna junta rectora, como pregona el PP, que se corrijan, pero que no se utilice esta cuestión como excusa para sustituir un modelo deportivo que favorecía la participación social, la cohesión territorial y la educación en valores por otro basado en el negocio y la rentabilidad», ha concluido Torrijos.