La dirección del Distrito Cerro-Amate, con la intención de  mejorar el tránsito rodado en la barriada Santa Aurelia,  solicitó a la delegación de Movilidad la modificación del sentido de circulación en dos vías del barrio, Satsuma y Cañadul, de tal forma que se convirtieran en calles de sentido único.

Tras las comprobaciones oportunas, los técnicos de esta delegación municipal dieron luz verde al proyecto de viabilidad, respondiendo así a la petición realizada por el Cerro-Amate. Acto seguido, se procedió a colocar las señales de prohibido el paso y de obligación que informan a los conductores de la nueva reordenación del tráfico, que incluye la entrada por la calle Satusma y la salida por calle Cañadul.

De esta manera, el Distrito Cerro-Amate pretende hacer más fluido los accesos al barrio y evitar problemas de circulación a sus vecinos, así como hacer realidad una de las peticiones más demandadas por los los residentes, agrupados en la asociación de vecinos y comerciantes Santa Aurelia que preside Francisco Granadilla, como ya publicó Sevilla Ciudad.

La entidad había manifestado en numerosas ocasiones que sus principales problemas era la regulación del tráfico en el barrio y la construcción de más plazas de aparcamiento, otra petición resuelta con la construcción del parking de la calle Mandarina, que dotará al barrio de 50 nuevos estacionamientos en la zona.