El Ayuntamiento de Sevilla ha procedido a dar solución a un problema que tenían en el Colegio Pontífice Pablo VI. En este caso, la problemática consistía en la aglomeración que se producía en la puerta del centro escolar ya que los parterres colocados delante obstaculizaban la entrada y salida con normalidad de los niños allí escolarizados.

Es por eso que la Delegación del Distrito Cerro-Amate, solicitó a la Gerencia Municipal de Urbanismo la eliminación de dichos alcorques. El procedimiento llevado a cabo ha consistido en quitar las vallas y bordillos que lo formaban, tras el cual se ha procedido a dar una capa de hormigón quedando como continuación del acerado.

De esta forma, el Consistorio da cumplimiento a una importante petición realizada desde este Centro Escolar y que sirve como mejora y seguridad para los menores de este colegio situado entre las calles Juan Carballo y Puerto de la Mora en la Barriada de Rochelambert.