La conmemoración del XV Aniversario de la  Fundación Mornese contó con la participación del delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, quien alabó las actuaciones educativas y pastorales que se realizan desde esta entidad, en la que trabajan 27 personas y que tiene presencia en el distrito desde el año 2004.

La Fundación Mornese de Sor Eusebia, sita en la barriada de Su Eminencia, realiza una importante labor social en el distrito, ya que entre sus múltiples actividades cuenta con un piso para seis subsaharianos a los que se les enseña a  enmanciparse, pues trabajan con ellos durante un año y les ayudan a gestionar un hogar y a buscar salidas con el objetivo de encontrar una ocupación laboral.

Además, la entidad imparte distintos cursos como, por ejemplo, son el de fontanería y de  informática, donde consiguen llegar a más de 80 jóvenes y adultos. Desarrollan también clases de refuerzo educativo para un total de 190 niños menores de dieciséis años y ofrecen apoyo psicológico para 30 menores y sus familias.

El oratorio, que es el aula de familia de educación de tiempo libre, acoge a más de 100 niños y en verano realizan campamento con los menores de 16 años. A esto se suma la atención a más de 500 familias en necesidades básicas como son la higiene, la alimentación, los libros, o en proporcionarles gafas o audífonos a quienes más lo precisan.

De esta forma, la fundación salesiana continúa con el gran legado de Don Bosco y Maín, de la mano de «quien va haciéndolo todo», «nuestra Madre Auxiliadora».  Con la ayuda de ambos y «rodeados de buena gente, tanto profesional como  humanamente» se va forjando este sueño que es la Fundación Mornese.

Su propósito se resume en dar esperanza de vida a quienes sólo  encuentran dificultades y obstáculos, de ahí el compromiso con los más  desfavorecidos.

Desde el carisma educativo evangelizador de las Hijas de María  Auxiliadora, con visión, misión y valores que parten de Don Bosco y de  Madre Mazzarello, la fundación tiene por objeto la prevención y la promoción integral de los niños, los adolescentes, los jóvenes, las mujeres, los inmigrantes y/o minorías  étnicas, y los sectores marginales más desfavorecidos, desde su  integración social y laboral.

También se ocupa de la formación específica de los educadores, profesores, monitores y animadores socio-culturales que realicen las diferentes acciones sociales mencionadas.