El Pleno del Distrito Cerro Amate aprobó ayer miércoles una moción de Izquierda Unida contra la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como «Ley Mordaza», normativa con la que el Gobierno de Mariano Rajoy pretende acallar las protestas ante la crisis y criminalizar las movilizaciones.

La propuesta de IU obtuvo el apoyo mayoritario de las entidades sociales y fuerzas políticas representadas en este órgano de participación territorial y salió adelante con los únicos votos en contra de los miembros del PP y del vocal de una asociación de vecinos.

En concreto, la moción acordada por la Junta Municipal de Cerro Amate manifiesta el rechazo a una ley «que nos retrotrae a los oscuros tiempos del franquismo» y que constituye un «atentado a las libertades colectivas e individuales», por lo que se exige al Gobierno central su retirada inmediata.

La portavoz adjunta de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha valorado positivamente el pronunciamiento del Pleno del Distrito Cerro Amate respecto de una medida que, según ha dicho, supone «un ataque en toda regla al Estado derecho y a la democracia». En su opinión, este posicionamiento evidencia a las claras la «repulsa generalizada» que está suscitando entre la población una ley con la que el PP «parece querer resucitar el viejo Tribunal de Orden Público en España».

«En Izquierda Unida, desde luego, no nos vamos a resignar a que éste sea un país cada vez más impregnado de silencio y de miedo», ha advertido Medrano. De este modo, ha asegurado que su formación seguirá plantándole cara a la ‘Ley Mordaza’, tanto en la calle como en las instituciones.

En este sentido, desde IU consideran que las juntas municipales de distrito «son un espacio muy apropiado» para tratar un asunto que «nos afecta a todos y a todas» y para denunciar, pedagógicamente, las nefastas consecuencias de esta polémica reforma. Y es que «estamos ante una ley represora, hecha a medida para acabar con la protesta ciudadana y que restringe libertades y derechos fundamentales», ha concluido Medrano.