El nuevo funcionamiento de las juntas rectoras de las instalaciones deportivas centró ayer un crispado debate en el pleno de la junta municipal del distrito Cerro-Amate, en el que los ánimos de los presentes fueron caldeándose cada vez más. Especialmente, el de un nutrido grupo de padres y madres de las escuelas deportivas de Palmete y usuarios del Centro Deportivo La Ranilla, quienes portaban camisetas con el eslogan «Deporte sí, negocio no», y a los que el delegado, José Miguel Luque, explicó que «no habrá privatización de las instalaciones deportivas».

La jornada contó con el portavoz de IULV-CA en el Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos, como invitado sentado en la mesa presidencial, y fue este grupo municipal el que comenzó el debate «denunciando la actitud del IMD en lo concerniente al deporte base» y señalando que «el reajuste» que quiere hacer el Ayuntamiento «es, ni más ni menos, que un intento de privatización de las instalaciones deportivas públicas».

En definitiva, «la entrega de estas instalaciones en manos privadas», señaló el portavoz José Antonio Martínez, presentando la propuesta de que «el Distrito se oponga a la privatización encubierta que se pretende realizar en los centros deportivos» y que «se pida al IMD que dé marcha atrás en este proyecto».

Durante el turno de intervenciones, el grupo socialista se pronunció en el mismo sentido y declaró que «entendemos que hay una privatización encubierta, pero como hay alarma social intentan mitigar hablando de un cambio de modelo», y recalcó que «el Gobierno de progreso socialista apostó por el deporte base», preguntándose: «Quién iba a decir hace unos años que los vecinos de Palmete, Padre Pío o el Cerro disfrutarían de un campo de fútbol de césped artificial?».

Torrijos fue el siguiente en tomar la palabra, señalando que en los últimos años, como consecuencia de «la inversión priorizada en instalaciones deportivas y el fomento del deporte se ha creado una cultura deportiva desconocida hasta la fecha en Sevilla». Así, manifestó que «unos 270.000 sevillanos practicaban algún deporte en los años 2010-2011», una cifra que hay «quien la entiende como un negocio». Por ello, el portavoz de IULV-CA insistió en que «el cambio de Gobierno lo que ha traído es la subida de las tasas de las prácticas deportivas» y «el cambio de baremación para la adjudicación de la gestión de los centros deportivos».

Por su parte, el delegado del distrito, José Miguel Luque, recordó que muchos de los presentes asistieron a una reunión a la que acudió el equipo técnico del IMD en la que se explicó en qué consistía el nuevo modelo de gestión, subrayando que «no es una privatización». En este sentido, Luque insistió en que «el funcionamiento de las juntas rectoras hay que cambiarlo porque somos la única ciudad de España con este modelo» y señaló que «fomentar el empleo también es esto, porque los trabajadores que gestionen las instalaciones deportivas tienen que estar dados de alta en la Seguridad Social».

Además, el delegado recalcó que «siempre se ha dicho que las condiciones de acceso de los clubes a las instalaciones deportivas serán las mismas que se están aplicando hoy» y respecto al canon indicó que «se ha puesto como ejemplo 100 euros, pero eso no significa que sea una cuota general, pues habrá instalaciones que ni siquiera van a tener que pagar canon, ya que cada instalación deportiva es un mundo».

Para terminar, Luque se refirió a las familias y declaró que «entiendo que estén aquí con sus hijos reclamando el acceso gratuito a las instalaciones deportivas», afirmando que «ese acceso gratuito lo van a seguir teniendo».

La votación de la propuesta -que se saldó con la negativa del Partido Popular- se realizó en medio de una disputa a varias bandas que se hizo especialmente tensa cuando los padres presentes en la sala quisieron tomar la palabra, pese a que el reglamento de las juntas municipales establece que sólo los representantes en el pleno tienen voz y voto.