Los vecinos de la Barriada Las Candelarias, del Distrito Cerro-Amate, habían demandado a la Junta Municipal que dirige el delegado José Miguel Luque, la necesidad de poda de la palmera que se ubica en la Plaza Candelaria.

La petición ciudadana no ha caído en saco roto y el delegado ha ordenado la realización de tal requerimiento, dispensando así una atención pormenoriza a los problemas concretos existentes en los barrios pertenecientes al Distrito.

Luque ha informado que «las palmeras necesitan ser podadas cuando vemos que acumulan un gran  número de hojas secas, aproximadamente cada 2 ó 3 años, dependiendo de  la especie y tamaño de la palmera». «Sin embargo, esta palmera llevaba  años sin podar» ha añadido el delgado del Distrito Cerro-Amate.

Pero los vecinos de Las Candelarias no son los únicos que cuentan con un arbolado saneado y podado, ya que, de manera general, en todo el Distrito Cerro- Amate, se han realizado 60 actuaciones de poda del arbolado viario en todas las calles de los distintos barrios.