La actuación que LIPASAM está desarrollando, a través de los Servicios Especiales de Limpieza, en el solar junto a la calle Bollullos en Padre Pío, ya ha finalizado en su segunda fase con unos buenos resultados. El plan de acción dio comienzo el pasado día 3 de noviembre con la realización de trabajos en la zona durante seis jornadas, dando por finalizada la primera fase del dispositivo de limpieza el pasado día 12. Para dichos trabajos, al igual que para la segunda fase, se utilizaron camiones bañera y una pala cargadora.

Durante las seis jornadas de la primera fase, se retiraron más de 50.000 kilos de escombros, limpiándose las zonas de acceso para poder continuar con la actuación. Además, se realizaron trabajos de limpieza de las márgenes de la carretera, mediante un camión brigada y dos operarios.

En la segunda fase, que se inició el pasado 19 de noviembre y ha finalizado el 2 de diciembre, con la colaboración de Policía Local y Zoosanitario y bajo la coordinación de CECOP, se ha realizado la limpieza integral del solar, con una superficie estimada de 1.000 metros cuadrados y una altura aproximada de 1´5 metros de residuos.

Vertidos ilegales

En este periodo se han retirado escombros, enseres, basuras, vegetación, maderas y alambradas, además de cuatro construcciones ilegales. En total, se han alcanzado los 900.000 kilos que, sumados a la primera actuación, hacen un total de  960.520 kilos retirados.  Además, se ha procedido al adecentamiento, limpieza y nivelado de terrenos en la zona próxima a las vías del tren.  Por otro lado,   se ha procedido a la limpieza de un  solar interior (ubicado entre las diferentes construcciones)  de unos 14.000 metros cuadrados, lleno de restos de podas procedentes de  vertidos ilegales. El solar va a ser señalizado convenientemente para advertir de la prohibición del vertido ilegal de residuos.