El balance de la recogida de alimentos no perecederos llevada a cabo por los alumnos y monitores de los talleres socioculturales del Distrito Cerro-Amate ha resultado más que positiva, pues se ha superado la cifra de 3.000 kilos de comida, según se anunció en el último pleno de la junta municipal, celebrado el pasado 9 de enero.

Se trata de una actuación englobada dentro de la campaña solidaria que el Banco de Alimentos  y el Ayuntamiento de Sevilla pusieron en marcha en los barrios de la ciudad, con motivo de las fiestas navideñas, bajo el lema «Tu solidaridad alimenta a los que más lo necesitan», y que concluyó el pasado 18 de diciembre.

Así, desde la dirección del distrito, encabezada por el delegado, José Miguel Luque, se hizo entrega a los alumnos de los talleres de un folleto informativo para que entregasen a su monitor un kilo de alimentos no perecederos, invitando a sumarse a la donación a todos los familiares, amigos y vecinos residentes en el Cerro-Amate.

Los alumnos, monitores y coordinadores de los talleres se han volcado con esta campaña en favor de las familias más necesitadas, consiguiendo tres toneladas de comida que se entregarán a la Fundación Banco de Alimentos, quien se encargará de su posterior reparto entre las personas más desfavorecidas.