Los vecinos de la barriada de La Romería en Cerro-Amate han trasladado su peticiones al distrito. La principal petición vecinal ha sido que el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento realizara un estudio de seguridad en la parte trasera de la barriada. Esta zona está formada por una calle estrecha y con obstáculos que los vecinos consideran que no cumplen las medidas necesarias para que en caso de urgencia los bomberos puedan acceder a las viviendas.

«Desde el distrito ya nos hemos puesto en contacto con el Servicio de Bomberos para que realicen la inspección e informe para conocer si esta zona es de fácil acceso en caso de necesidad para los pisos altos de los bloques y tomar las medidas oportunas que se consideren necesarias», ha señalado el delegado, José Miguel Luque.

Se tomaron notas también de aquellos desperfectos en la vía pública para darle una pronta solución, a la vez que también se informó a los vecinos de la próxima colocación de un cruce semafórico en la intersección formada por la avenida del Parque Amate, La Romería, La Rosaleda y el CEIP Juan de la Cueva.