Operarios del Ayuntamiento de Sevilla retiraron en la tarde de ayer las bases deterioradas y rotas de los bancos colocados en la barriada de la Rosaleda, que  impedían a los vecinos poder sentarse en los mismos. Por ello, se ha procedido a la colocación de lamas nuevas en todos los bancos.

La pasada semana, el delgado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, y del director, José Lugo, visitaron la Rosaleda y pudieron comprobar el mal estado en el que se encontraban los bancos situados enfrente del parque infantil. El mal uso de los asientos y el vandalismo habían provocado el destrozo de las lamas.

Más banco en el distrito Cerro-Amate

El distrito Cerro-Amate recolocó hace dos semasnas los bancos que fueron robados en la plaza de las Moradas de la barriada de Santa Teresa y en la plaza existente entre las calles Federico Mayo Gayarre y Celestino López  Martínez de la barriada Las Candelarias.

En este caso y con la intención de evitar nuevos robos, se instalaron bancos de hormigón armado con unas medidas de dos metros de largo por sesenta y dos centímetros de ancho. El presupuesto invertido en estas actuaciones de mejora y bienestar  para los ciudadanos ascendió a 1.900 euros aproximadamente.