El delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, ha acusado a IU de «intentar engañar a los vecinos de Padre Pío y a los sevillanos» con el asunto del vertedero ilegal y la quema de residuos y cables que se producen en él, «ya que éste pertenece al término municipal de Alcalá de Guadaíra y el Ayuntamiento sevillano no tiene competencias para actuar sobre el problema».

   En una nota de prensa, Luque ha explicado que «a pesar de encontrarnos con este problema que se produce fuera del término de Sevilla pero que afecta a vecinos de la ciudad, el Ayuntamiento en todo momento ha trabajado para intentar buscar una solución inmediata, reuniéndonos en varias ocasiones con el Ayuntamiento de Alcalá, tanto el Distrito como la Gerencia de Urbanismo, e interviniendo en algunas ocasiones sin tener las competencias».

En este sentido, el delegado ha insistido en que «a pesar de que el Ayuntamiento de Sevilla no tiene competencias para actuar, tanto la Policía Local como Lipasam han acudido en varias ocasiones»; y ha añadido que «tan solo una pequeña parcela está en el catastro, pero no es donde se producen los problemas de escombros y quemas y además está confirmado que también es término de Alcalá de Guadaíra».

Por este motivo, el delegado de Cerro-Amate ha reincidido en que «nos hemos reunido varias veces con el Ayuntamiento de Alcalá pero parece que no quieren afrontar el problema»; y ha añadido que «si IU quiere ayudar, que vengan con nosotros a exigirle a Alcalá y a sus compañeros de la Junta que solucionen este problema, ya que es la Consejería de Medio Ambiente quien tiene que eliminar las cuadras ilegales que se encuentran en este lugar».

De igual modo, Luque ha recordado que «en el verano de 2012 actuamos en las cuadras ilegales de la calle Bollullos, eliminándose la actividad porque sí era término de Sevilla, aunque en la actualidad sigan levantadas ya que corresponde a la Junta demolerlas al ser suelos de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía».