El delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, censuró que el portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, «intente aprovecharse de un grupo de vecinos para buscar protagonismo» a pesar de que «está completamente desautorizado para reivindicar ahora lo que no hizo su gobierno por Palmete durante ocho años». Respecto a las reclamaciones expresadas, Luque apuntó que «los vecinos saben de primera mano todas las reuniones que hemos mantenido y las acciones que se están llevando a cabo o se iniciarán en breve por el Gobierno local».

Por ello, el delegado insistió en que «le pido al señor Torrijos que no aliente ni genere falsas alarmas a los vecinos, porque él sabe perfectamente que muchas de las reivindicaciones dependen de la Junta de Andalucía». Entre estas peticiones que exceden a las competencias del Ayuntamiento se encuentran las quejas vecinales por «vertederos incontrolados» en unos solares que son propiedad de EPSA, la empresa pública de suelo de Andalucía, «y por lo tanto el Gobierno andaluz es el responsable de su limpieza y adecentamiento» o la instalación de pantallas acústicas en la A-8028, «una carretera cuya competencia también es de la Junta y en la que además la ausencia de un canalón provoca inundaciones los días de lluvia en la calle Indulgencia».

Del mismo modo, Luque recordó a los vecinos que el mes pasado ya comenzaron las obras de adecentamiento en diversas calles de la Barriada de Palmete «para acabar con unos baches que sufren desde hace muchos años» y que ya se ha acordado la construcción de aparcamientos en batería en las calles Honestidad, Salobreña e Indulgencia, así como disponer otras plazas en cordón en la calle Loja y llevar a cabo diferentes actuaciones por parte de Emasesa en las redes de saneamiento. Igualmente, en las reuniones de trabajo mantenidas se acordó consensuar la programación sociocultural de todos los barrios, sin olvidar que el Distrito va a plantear a los vecinos «la puesta en marcha de un plan integral que permita acabar con una situación de abandono que han padecido por parte de los anteriores gobiernos municipales».