«Hoy no voy a entrar en el tú más». Éstas han sido una de las primeras palabras que ha mencionado el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, al inicio de su intervención en el Debate del Estado del Distrito celebrada esta tarde en la sede del mismo. Luque ha defendido su gestión frente al numeroso público asistente, entre ellos las entidades vecinales y los diferentes grupos políticos.

Según ha especificado el delegado, el distrito ha alcanzado el ecuador de la legislatura con el 50 por ciento de las propuestas presentadas en las Junta Municipal de Distrito cumplidas, a parte de las actividades, programas y actuaciones que no han sido demandadas y si llevadas a cabo por parte de la dirección. Entre ellas ha destacado como unos de los mayores logros la retirada de los caballos en la calle Bollullos. «Un problema enquistado desde hace más de treinta años y que tras varios meses de organización y de implicación por parte de distintas delegaciones del Ayuntamiento de Sevilla hemos conseguido solucionar con el apoyo de los vecinos, ahora le toca a EPSA demoler las cuadras existente en dicho solar».

También ha aprovechado sus primeros diez minutos de intervención para recordar a los asistentes que la línea 52 de San José de Palmete «por fin llega a San Bernardo». Además ha hablado de la línea 5, «que llega mucho antes a la barriada Santa Aurelia» y de la línea 24 que «por primera vez realiza su trayecto por el interior de Las Candelarias y Los Pajaritos».

Por otro lado, ha confesado que el distrito no puede llevar a cabo algunas actuaciones por motivos de competencias o porque con su propio presupuesto y la envergadura necesaria para realizarlas depende de otras delegaciones. «Como por ejemplo ha sido dar solución el vallado del puente de la SE-30 con paño de malla galvanizada, una petición resuelta gracias al Ministerio de Fomento y a la Gerencia de Urbanismo».

Por su parte, la entidades vecinales han utilizado su turno de palabra, en su mayoría, para agradecer al distrito el empeño que ponen en escuchar a los vecinos y dar soluciones a sus problemas. El líneas generales todos han aprobado la gestión, unos con un «aprobado raso» y otro con notable. A pesar de este buen balance, algunas de las entidades vecinales han reclamado más poda y más empleo para los ciudadanos que viven en este lugar de Sevilla.

Los más crítico han sido los representantes de los grupos políticos. En el caso de Izquierda Unida han reprochado al delegado el aumento del paro y el problema de la vivienda «en el caso del paro ha aumentado en este distrito un 13 por ciento desde que gobierna el Partido Popular». En materia de vivienda, han recriminado que no se atiende a la problemática que hay en cuanto al pago de las hipotecas. En esta misma línea ha ido el grupo socialista, ellos han insistido en que es muy complicado el acceso a la vivienda para los jóvenes del distrito, porque cada vez hay menos VPO en esta zona de la ciudad.

Por último, Luque ha señalado que «aún quedan pendientes cosas por hacer, pero por primera vez en este Ayuntamiento de Sevilla, en los once distritos de nuestra ciudad se da la oportunidad de hacer un balance de gestión».