Desde la Gerencia de Urbanismo y a petición de la delegación del Distrito Cerro-Amate se han llevado a cabo trabajos de mejora en la entrada que corresponde a la autovía S-30 hacia el colegio Altair, en la barriada El Trébol.

El acerado se encontraba levantado con el consiguiente peligro para los viandantes, por lo que era necesario el arreglo para mejorar el tránsito de los peatones, entre ellos muchos menores que acuden cada día al centro escolar de esta zona.

Tras levantar todo el acerado en mal estado, se ha procedido a la colocación correcta del mismo así como a la sustitución de las piezas que faltaban con el relleno de las juntas de dilatación de las diferentes losas de hormigón que conforman actualmente el acerado de esta vía.

Por otro lado, también se han efectuado actuaciones de mejora en relación con la eliminación de barreras arquitectónicas con la construcción de rampas para personas con movilidad reducida en el mismo tramo de esta calle.