Las actuaciones que desde la Gerencia Municipal de Urbanismo y a petición de la Delegación del Distrito Cerro-Amate se han realizado en la calle Cañadul, han dejado muy satisfechos a los vecinos de la barriada Santa Aurelia.

Entre las actuaciones efectuadas se encuentra la eliminación de un cerramiento que albergaba tres grandes árboles justo enfrente de la Parroquia San Lucas Evangelista y que eran  un foco de suciedad.

Con las labores llevadas a cabo, los tres árboles lucen nuevos alcorques que dan mejor aspecto a los mismos, así como al propio acerado que ha quedado en perfectas condiciones tras la pavimentación llevada a cabo en toda la zona de esta céntrica calle de Santa Aurelia.