Se han iniciado las obras para la construcción de dos rampas en la Ronda de Padre Pío destinadas a favorecer la accesibilidad de los vecinos del barrio entre las diversas zonas del mismo y salvar las diferentes alturas que se observan en la vía.

Desde hace bastantes años, viene reclamándose por los vecinos de Padre Pío, especialmente representados por la asociación de vecinos Guadaira, la construcción de una rampa para discapacitados en la zona central de la Ronda Padre Pío, coincidiendo con la ubicación en dicho punto de una parada de Tussam, concretamente de la línea 52.

En los últimos meses, por parte de la Gerencia de Urbanismo en colaboración la delegación del Distrito Cerro-Amate, se ha venido trabajando en la elaboración y ejecución de un proyecto de construcción de rampas en esta vía. A este respecto, se han tenido en cuenta las enormes dificultades técnicas y como consecuencia, las exigencias presupuestarias muy elevadas que conllevaba la construcción de un doble tramo de rampas en el tramo medio de la Ronda de Padre Pío.

Se ha planteado la construcción de un doble tramo de rampas en el inicio de la Ronda que conlleva además, la reurbanización completa de toda esta zona, con nuevos acerados y espacios para aparcamientos en batería. Esta actuación también tiene aparejada la sustitución de la actual parada de Tussam por dos nuevas paradas, una en las proximidades de las nuevas rampas y otra al final de la Ronda.

La ejecución de este proyecto, que proporciona a toda la zona más próxima a las SE 30 de unas necesarias rampas perfectamente homologadas, no excluye la necesidad de ejecutar en el más breve plazo posible otro doble tramo de rampas en el otro extremo de la Ronda de Padre Pío, para prestar un mejor servicio a la zona del barrio más próxima a la vía del ferrocarril.