Hace unos días, el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, visitó junto con representantes vecinales y el gerente de Lipasam la zona comprendida entre Edificio Magallanes y la Ronda de Padre Pío.

Durante su visita, en la que también estuvieron presentes responsables de limpieza viaria y de inspección, y la subdirectora del distrito Cerro-Amate, María José Gil, los vecinos trasladaron a Luque su preocupación por la presencia de excrementos caninos en las calles de esta zona del distrito. En este sentido, desde Lipasam se indicó que la limpieza de la vía pública es continua pero se reforzará así como también la colocación de placas informativas con la normativa municipal.

Otra petición de los representantes vecinales fue la insuficiencia de contenedores de basura orgánica, ya que son muchos los vecinos de Padre Pío, de Magallanes y en breve, de los vecinos que se instalen en el nuevo edificio en construcción. Por ello, desde el Ayuntamiento les comunicaron que iban a tramitar la colocación de nuevos contenedores para eliminar esta problemática.