El colegio público Paulo Orosio, en la calle que lleva el mismo nombre, cuenta con nuevos aseos, un nuevo cerramiento y unas rampas que facilitarán el acceso de personas con movilidad reducida.

Así lo pudo comprobar el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, en una visita que realizó hace unos días. Luque ha indicado que «los niños de este colegio disfrutarán a partir de ahora de unos aseos nuevos, mucho mejores que los que estaban anteriormente y que databan de hace más de cuarenta años».

También se ha realizado el vallado del nuevo cerramiento, así como la colocación en el interior del colegio de unas rampas donde antes solo había escaleras.