La Empresa Municipal del Suelo de Sevilla (Emvisesa) ha solicitado a la Consejería de Vivienda y Fomento de la Junta de Andalucía a través de un escrito, que las viviendas donde se realojan los vecinos de Regiones Devastadas pasen de ser calificadas como régimen de venta a régimen de alquiler.

Los vecinos que han elegido no volver a Nuevo Amate no pueden mantener las condiciones pactadas a no ser que estas viviendas pasen a ser de alquiler. Emvisesa está informando a los vecinos de esta situación y está a la espera de que la Junta cambie la calificación de la vivienda entendiendo que «no debe haber ningún problema en que se realice dicho cambio».

No obstante, Emvisesa va a ofrecer a los vecinos distintas posibilidades como la adjudicación directa de la vivienda que ocupan, al estar calificada en régimen de venta, al precio establecido en régimen de venta más bajo a la fecha de los vigentes a la fecha de firma del contrato o en caso de ser inferior al precio que figure en la calificación definitiva de la vivienda.

Otra de las opciones es retornar a las viviendas protegidas de alquiler Nuevo Amate con la renta que vienen pagando actualmente. La siguiente opción es la adjudicación de una VPO de alquiler del parque de viviendas vacantes que posee Emvisesa manteniendo las mismas condiciones pactadas.

Por último, se les ofrece la posibilidad la adjudicación directa de una vivienda en régimen de venta pero diferente a las que ocupan al precio establecido para el régimen de protección de venta más bajo de los vigentes a la fecha de la firma del contrato o en caso de ser inferior al precio que figure en la calificación definitiva de la vivienda.

Por todo ello, Emvisesa aclara al PSOE que «en ningún caso se están haciendo presiones sino todo lo contrario: se está informando a los vecinos de la situación, ofreciéndoles diversas posibilidades y a su vez se le ha solicitado a la Junta de Andalucía el cambio de calificación, para que los que lo deseen puedan quedarse en dichas viviendas».