Desde del Servicio de Parques y Jardines, a petición de la Delegación del Distrito Cerro-Amate, se han realizado trabajos de limpieza en las palmeras de la tercera fase de la Barriada Juan XXIII.

Las palmeras han sido podadas y limpiadas por razones de seguridad y estética. Tenían hojas secas que han sido eliminadas por un lado porque daban sensación de abandono y por otro porque podían desprenderse y caer sobre los vecinos.

El picudo rojo en el Cerro-Amate

Muchas de las palmeras del distrito Cerro-Amate se han visto afectadas por el picudo rojo, insecto que vive en el interior de su tronco y se alimenta de sus hojas. Es por ello que el Ayuntamiento, a través del Servicio de Parques y Jardines, está sometiendo a las palmeras del distrito a tratamientos que permitirán que recobren su esplendor.