El Distrito Cerro-Amate, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha eliminado las barreras arquitectónicas para que se pueda acceder a la nueva parada de la línea 52 de Tussam en la barriada de Padre Pío.

Los trabajos han consistido en la demolición de acerado existente, creación de pendientes, hormigonado y solado a ambos lados de la calle.

Según ha señalado la dirección del Distrito Cerro-Amate, «seguimos trabajando cada día para mejorar las condiciones de vida de aquellas personas con movilidad reducida».