La asociación de vecinos Fray Serafín de Ausejo se ha reunido hoy con el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, y con el director, José Lugo, a los que han transmitido los principales problemas que se encuentran los residentes en esta zona conocida también como «las cinco torres».

El presidente de la entidad vecinal, Manuel Alonso, ha hecho hincapié en la «escasez de plazas de aparcamiento», solicitando «una actuación municipal para acabar con los estacionamientos indebidos, ya que los coches ocupan hasta la mediana, y dotar al barrio de más plazas para aparcar los vehículos».

En este sentido, el delegado ha informado que la calle Fray Serafín de Ausejo está incluida en un paquete de mejoras del que se beneficiarán distintas vías del distrito Cerro-Amate, dotado con una cuantía de 197.000 euros, y donde se contempla «el reasfaltado de Fray Serafín de Ausejo, una actuación que se realizará en este año 2013».

Luque ha señalado que el proyecto está actualmente «en la fase de presentación de las empresas que quieran concursar para la ejecución de la obra», por lo que ha calculado que «la adjudicación podría realizarse a mediados de mayo, y una vez adjudicada, la ejecución del proyecto arrancaría de inmediato».

El proyecto de reasfaltado contempla también el repintado de la calzada y la reordenación del aparcamiento en batería. Así, se delimitarán y señalizarán las plazas de estacionamiento, «donde podrían sumarse hasta diez nuevas plazas», ha indicado el delegado, lo que vendrá a facilitar la movilidad a los residentes del entorno.

Respecto a la petición vecinal de construir un aparcamiento en un solar situado junto al colegio público La Candelaria, el delegado ha informado de que ese «terreno está contemplado en el PGOU como uso educativo, por lo que no se podría realizar un parking ahí». En este sentido, ha explicado que «si no existe una renuncia por parte de Edificios Municipales y por parte del centro educativo es inviable habilitar un aparcamiento, ya que estaríamos incurriendo en una ilegalidad».

Por otra parte, la asociación de vecinos ha demandado también «la expropiación de los locales comerciales que conformaban la antigua galería de alimentación de Juan XXIII», ya que «llevan 35 años cerrados sin que los propietarios se preocupen lo más mínimo de su estado», con el objetivo de que «el Ayuntamiento asuma estos locales y les dé un uso público y social».

En relación a este asunto, el delegado del Cerro-Amate ha señalado que el Distrito «ha iniciado el expediente de expropiación», pero ha explicado que «hasta que no se solucione la ITE (Inspección Técnica de Edificios) que afecta tanto a propietarios de los locales como de las viviendas, Urbanismo no puede llevar a cabo el proceso expropiatorio».

En cualquier caso, el Distrito ha subrayado que «por primera vez en más de tres décadas estamos moviendo los papeles oportunos, algo que nunca hizo nadie antes de llegar nosotros».