La zona de esparcimiento canino del Parque Amate cuenta ya con la colocación de una placa identificativa donde quedan expuestas las normas de uso y disfrute de la misma.

En dicha placa puede leerse:  «Colabore con la conservación y mantenimiento de la zona respentando las normas de uso y legislación vigente. Es obligatorio depositar los excrementos envueltos debidamente en las papeleras. Sanciones según Ordenanza Municipal de Parques y Jardines. Por su seguridad y la de los demás usuarios, mantenga controlado su perro en todo momento. El poseedor o su propietario, son responsables de los daños y perjuicios que pudiera causar (artículo 1905 Código Civil). Los perros potencialmente peligrosos, están sometidos al Decreto 42/2008 de la Comunidad Autónoma de Andalucía».

La zona de esparcimiento canino se encuentra entre la SE-30 y las instalaciones deportivas del Centro Educativo Altair, permitiendo a los perros disfrutar de una zona reservada para ellos, donde también se han instalado nueve bancos de piedra para el descanso de los propietarios mientras los animales juegan en esta zona llevada a cabo a través de la Delegación del Distrito Cerro-Amate.