En la avenida de Juan XXIII se había producido un peligroso hundimientos en el acerado, el Distrito Cerro-Amate, a través de la Gerencia de Urbanismo ya ha solucionado este problema que preocupaba a los vecinos.

Los trabajos han consistido en la demolición de acerado deteriorado incluida la solería, y la posterior reposición de solería dejando el acerado en las mejores condiciones para los vecinos de la  barriada.