El Servicio de Lipasam ha colocado nuevas placas de prohibición de excrementos caninos en el Parque Amate a petición del Distrito Cerro-Amate.

El delegado del distrito, José Miguel Luque, y un técnico de Lipasam han acudido hasta el Parque Amate para elegir los lugares más adecuados para poner las placas.

El Parque Amate cuenta con cinco puertas de acceso, en la más pequeña a la entrada de Mudeco se ha colocado una placa y en el resto de puertas mayores se han instalado dos placas prohibitivas a sendos lados de las rejas fijas. Asimismo y, por petición expresa del delegado del distrito, se han puesto también placas en las zonas de juegos infantiles existentes dentro del recinto del parque.

Desde el distrito han comunicado que van a seguir trabajando para concienciar a los dueños de animales de compañía de la necesidad de la recogida de los excrementos en la vía pública por higiene, por civismo y para conseguir entre todos el mejor aspecto para las calles.